La Plataforma Española de Nanomedicina (NanoMedSpain), dirigida por el Director del IBEC Josep Samitier, participa nuevamente en la Conferencia Anual de Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica de Madrid esta semana.

Este año, NanoMed España ha invitado a Pier Maria Fornasari, Directora de Estructuras Complejas del Instituto Ortopedico Rizzoli di Bologna. Representará la propuesta conjunta “Biofabricación para medicina regenerativa” enviada a la Comisión Europea en respuesta a su convocatoria para nuevas iniciativas FET flagship (del inglés “Future and Emerging Technologies”) para el próximo programa de trabajo.

Las FET flagships son iniciativas a largo plazo que abordan desafíos científicos y tecnológicos interdisciplinarios a gran escala. Ellas reúnen excelentes equipos de investigación en todas las disciplinas, compartiendo una meta y una ambiciosa hoja de ruta de investigación. Su objetivo es posicionar a Europa como líder en diferentes áreas, establecerla como centro de cooperación internacional, fomentar la creatividad, las habilidades y el talento, atraer a las mejores mentes de todo el mundo y crear expertos en investigación multidisciplinaria que el continente necesita. A través de iniciativas dirigidas, inspiradoras e inclusivas, se proponen las FET flagships como un nuevo modelo de asociación para la investigación europea colaborativa a largo plazo en el contexto del Espacio Europeo de Investigación (ERA). Con un presupuesto total de alrededor de 1 billón de euros, FET Flagships reunirá a un gran número de centros de investigación, incluyendo las universidades, la industria y las PYME.

Además de la presentación de esta nueva iniciativa FET Flagship, este año NanoMed España está organizando una sesión paralela en conjunto con la Plataforma de Tecnologías Sanitarias que se centra en la Industria 4.0 y la fabricación avanzada en el sector de la nanotecnología de la salud. La sesión destacará la complejidad de la ingeniería de tejidos y materiales utilizando la bioimpresión en 3D, así como la impresión de prótesis en 3D llevada a cabo por la empresa local Avinent.

El estudio presenta ejemplos en los que se observa la determinación de nanomateriales usando estas herramientas nanoscópicas. Para la detección de nuevos elementos, los investigadores han probado con nanotubos de carbono, muy apreciados y usados en diferentes industrias, tanto para crear bicicletas más ligeras como para filtrar el agua o desarrollar baterías recargables. También con nanopartículas de oro o de plata. “Estas herramientas son mucho más potentes que los reactivos químicos clásicos”, declara Valcárcel.

La filosofía de esta tercera vía es “buscar efectos sinérgicos” entre las herramientas y los objetos de estudio. Los químicos analíticos de la UCO han observado que, al relacionarse nanoanalitos y nanoherramientas en el mismo proceso, se consiguen procesos de caracterización, detección y determinación de muchas mejores prestaciones, como por ejemplo, mayor sensibilidad y selectividad.