IMDEA Nanociencia coordina un proyecto europeo para el tratamiento del cáncer de páncreas avanzado

El Proyecto comienza ahora el ensayo clínico que prueba nanopartículas magnéticas para hipertermia en pacientes de cáncer de páncreas.

La nanomedicina ha surgido como una terapia potencial para el cáncer de páncreas, una enfermedad con una muy baja tasa de supervivencia  (5% aprox). Por tanto, enfoques novedosos que aumenten la eficacia de la quimioterapia se hacen necesarios. El proyecto internacional NoCanTher, coordinado desde IMDEA Nanociencia, se puso en marcha en 2016 para probar el uso de nanopartículas magnéticas en el tratamiento del cáncer de páncreas localmente avanzado.

El proyecto NoCanTher entra ahora en su fase final con el inicio de un estudio clínico dirigido a pacientes con cáncer de páncreas no resecable, localmente avanzado y sin metástasis, que tienen como única alternativa terapéutica la quimioterapia paliativa. Esta población representa un 20% de los pacientes con cáncer de páncreas.

Las nanopartículas magnéticas son implantadas en el tumor, seguido de la aplicación de un campo magnético alterno para potenciar el efecto terapéutico del tratamiento estándar. Crédito: IMDEA Nanociencia.

Este estudio clínico se basa en los resultados obtenidos en las fases preclínicas de NoCanTher, donde los investigadores de IMDEA Nanociencia, liderados por el Prof. Rodolfo Miranda, Director de IMDEA Nanociencia, y el Prof. Álvaro Somoza, Profesor de Investigación Senior y Jefe del Grupo de NanoBiotecnología, han puesto en práctica la experiencia del Instituto en la preparación y escalado de nanopartículas magnéticas y, lo que es más importante, en la caracterización de este tipo de nanomateriales. «Este proyecto es la culminación de más de diez años de trabajo, y es un gran ejemplo de la importancia de la colaboración multidisciplinar. Químicos, físicos y biólogos de IMDEA Nanociencia han colaborado con la comunidad académica y el sector industrial de cinco países europeos para abordar el reto de llevar una idea, desarrollada en parte en los laboratorios de IMDEA Nanociencia en Madrid, a un estudio clínico», destaca el profesor Miranda.

La investigación se centró en el desarrollo de nanopartículas magnéticas de hierro que generan hipertermia magnética, en la que el calor generado puede utilizarse para sensibilizar a las células cancerosas al tratamiento estándar, e incluso destruirlas directamente. El profesor Somoza explica que «hemos trabajado en estrecha colaboración con empresas y hospitales para facilitar la traslación de los desarrollos del Instituto al sector industrial y a la clínica. En particular, hemos participado en el proceso de escalado de las nanopartículas y en la implantación de un sistema de calidad. Además, en el Instituto también se han desarrollado equipos para certificar la calidad de las nanopartículas y programas informáticos para ayudar a los clínicos durante el proceso de hipertemia».

El Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR, Barcelona), y el Hospital de Fuenlabrada (Madrid), evaluaron la utilidad de las nanopartículas en modelos animales en los que se indujo el cáncer de páncreas o se implantaron tumores derivados de pacientes. El estudio demostró que la hipertermia generada al inyectar las nanopartículas directamente en el tumor reduce el volumen del mismo e induce cambios físicos que favorecen el impacto de la quimioterapia contra las células cancerosas. «Esto demuestra una importante sinergia entre la hipertermia generada por las nanopartículas y la quimioterapia para el cáncer de páncreas», explica Simón Schwartz Jr, director del Grupo de Nanomedicina del VHIR CIBBIM.

Estas nanopartículas se calientan tras la aplicación de un campo magnético alterno y potencian los efectos de la quimioterapia administrada simultáneamente; la terapia de referencia para estos pacientes. «Creemos que, con esta novedosa técnica, podemos cambiar las características del tumor y controlar la enfermedad localmente. Este estudio piloto representa un importante paso adelante para abrir una nueva vía terapéutica para los pacientes con cáncer de páncreas localmente avanzado, para los que no hay más alternativas que la quimioterapia», afirma Teresa Macarulla, Oncóloga Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron, e Investigadora Principal del Instituto de Oncología Vall d’Hebron, que lidera el estudio clínico de NoCanTher.

El calor local inducido por las nanopartículas aumenta la eficacia de la quimioterapia

Crédito: IMDEA Nanociencia

Nuestro enfoque basado en nanopartículas magnéticas de óxido de hierro permite aplicar calor únicamente en la región donde están presentes estas nanopartículas, en este caso, el tumor de páncreas. Con esta técnica, la quimioterapia no daña el tejido sano que rodea al tumor. La hipertermia transforma la energía electromagnética en calor que, combinado con la quimioterapia estándar, destruye las células tumorales y controla el crecimiento local del tumor. En este estudio se utilizará un generador de campo magnético diseñado y construido específicamente para generar energía térmica dentro del tumor.

Aunque se trata de un campo de investigación relativamente nuevo, este enfoque puede ser una opción viable para los pacientes con cáncer, especialmente para aquellos que no responden al tratamiento estándar y en los que la radioterapia de haz externo puede causar una alta toxicidad.

Un proyecto multidisciplinar de largo recorrido que termina con un estudio clínico

Bajo la coordinación de IMDEA Nanociencia, once centros de investigación nacionales e internacionales son miembros del Consorcio NoCanTher – Nanomedicine upscaling for early clinical phases of multimodal cancer therapy -: Instituto de Investigación BioKeralty (Miñano, España), ImmuPharma (Londres, Inglaterra), Chemicell (Berlín, Alemania), Hospital Universitario (Jena, Alemania), Resonant Circuits (Londres, Inglaterra), Instituto de Investigación Vall d’Hebron (VHIR) (Campus Hospitalario Vall d’Hebron Barcelona, Barcelona, España), Trinity College (Dublín, Irlanda), Université Paris Diderot (París, Francia), Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) (Vall d’Hebron Barcelona Campus Hospitalario, Barcelona, España), Hospital Universitario de Fuenlabrada (Madrid, España).

Este proyecto recibe financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea bajo el acuerdo de subvención nº 685795.

Para más información sobre el proyecto, visite: www.nocanther-project.eu.

Fuente: IMDEA Nanociencia