La modificación de las células T en los tratamientos de inmunoterapia se realiza en el laboratorio. / Fotolia

La modificación de las células T en los tratamientos de inmunoterapia se realiza en el laboratorio. / Fotolia

 

Científicos del Instituto de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de Seattle (Estados Unidos) han creado unas nanopartículas biodegradables capaces de reforzar el sistema inmune contra el cáncer desde dentro del cuerpo del paciente.

Los métodos actuales de inmunoterapia contra el cáncer requieren la modificación de los linfocitos T del paciente en el laborartorio, es decir, in vitro. El problema es que estos linfocitos tardan semanas en multiplicarse antes de poder ser devueltos al cuerpo del enfermo, además de que dependen de un procedimiento costoso para su obtención y mantenimiento.

Con el nuevo ingenio propuesto por los investigadores, son unas nuevas nanopartículas las que reprograman directamente a las células T en el cuerpo del paciente, para que localicen y destruyan las células cancerosas.

Estas nanopartículas biodegradables transportan los receptores antígenos quiméricos, o CARs, que localizan y eliminan las células cancerosas. Esos receptores son los que se adhieren a los linfocitos T en un proceso que, normalmente, se realiza en el laboratorio durante los tratamientos de inmunoterapia celular.

Aunque las nanopartículas aún no se han probado en seres humanos, los resultados en un modelo preclínico de leucemia en ratones muestran mejoras en la media de supervivencia de 58 días, cuando la habitual se encuentra en dos semanas.

Se trata de sólo un ejemplo más de cómo la nanotecnología nos puede ayudar a combatir una de las enfermedades más importantes de nuestro tiempo, en este caso con una terapia que podrá combatir el cáncer de manera más rápida y efectiva que con los métodos actuales.

Fuentes:
Agencia SINC
Público
Mattias Stephan et al. “In situ programming of leukaemia-specific T cells using synthetic DNA nanocarriers”. Nature Nanotechnology, 2017